Consejos para ahorrar energía en una vivienda

En los últimos años, hemos escuchado mucho sobre el calentamiento global, los problemas ambientales y la contaminación. Es hora de actuar y ahorrar energía. La necesidad de dar respuesta a los problemas ambientales que sacuden al planeta es cada vez más urgente. Reducir el consumo energético, tanto en los edificios como en las viviendas, es un punto importante, no solo para que nuestros bolsillos reduzcan la factura de la luz, sino también para aportar nuestro pequeño granito de arena al bien de la tierra. Desde el punto de vista del consumo eléctrico en los hogares, primero debemos identificar qué electrodomésticos consumen más y en qué parte de nuestra casa se está escapando la energía. En este artículo daremos algunos consejos para reducir el consumo energético en la vivienda. 

Potencia contratada y compañía eléctrica.

Asegura que la potencia que tienes contratada es la correcta para tu vivienda y elige la compañía más barata . Ayudará a reducir el término fijo de las facturas

No dejes tus dispositivos enchufados

Una de las cosas que más suma en tu factura eléctrica es el consumo de energía de los aparatos que dejas enchufados en casa como TV, microondas, ventilador, etc. Aunque no los uses, siguen consumiendo energía al estar conectados. Por tanto, recuerda desenchufar todos los dispositivos posibles cuando no los estés utilizando

Funcionamiento de los electrodomésticos

Esta es la mejor época del año para comprobar que tus dispositivos electrónicos funcionan correctamente. Cuando es necesario reemplazar un equipo que ya no funciona, por ejemplo, un horno que funciona mal requerirá más energía para calentar la comida o tendrá que pasar más tiempo cocinándose.

Instala luces LED para ahorrar energía

Si tienes la oportunidad, lo mejor es utilizar bombillas LED porque, además de que te dan una luz más intensa, ahorran más energía. Aunque a primera vista pueda parecer caro comprar este tipo de bombillas, recuperarás la inversión reduciendo tu factura de la luz.

Usa regletas

Siempre es bueno usar regletas en lugares donde hay muchos dispositivos electrónicos. Esto le ayudará a desconectar los dispositivos más fácilmente cuando sales de casa.

Mantén al día el mantenimiento de tu caldera

Un error muy común es no dar mantenimiento a nuestra caldera. Es importante comprobar que uno de los dispositivos que más usaremos esta temporada esté en buen estado. 

Instala un termostato y regula la temperatura

Siempre es recomendable no bajar de los 23°C para el aire acondicionado y no superar los 22°C para la calefacción. Es mejor usar ropa que nos abrigue cuando hace más frío que usar el calentador y viceversa para desvestirnos cuando hace más calor.

La calefacción y el aire acondicionado suponen juntos el 16% del consumo energético de una vivienda, lo que nos hace conscientes de su impacto en el medio ambiente. Para lograr el nivel de confort deseado y mantener tu hogar a la temperatura óptima, la instalación de un termostato te permite controlar la temperatura precisa de cada componente. Te permite ajustar o programar fácilmente la caldera y el radiador para mantener una temperatura agradable en la habitación.

Ir arriba