Domótica para más seguridad

La domótica es un conjunto de tecnologías y sistemas que se combinan para automatizar y controlar las instalaciones y dispositivos de una vivienda. Los sistemas domóticos permiten la gestión inteligente y en red de objetos y estancias en la casa e incluso en las empresas.

Algunas de las disciplinas y tecnologías utilizadas en la construcción de la casa inteligente incluyen:

  • Inteligencia artificial (IA) y aplicaciones como redes neuronales artificiales (ANN).
  • Internet de las Cosas (IoT).
  • Sistemas de aprendizaje automático y aprendizaje profundo.
  • Computación en la nube.
  • Plataformas de telecomunicaciones y conexión inalámbrica.

Beneficios de la domótica

El beneficio más inmediato de la domótica es mejorar la calidad de vida de las personas que la utilizan. Pero no se trata solo de comodidad. Además, las casas inteligentes tienen las siguientes ventajas:

  • Comunicación completa dentro de las habitaciones y entre dispositivos
  • Mejores sistemas de seguridad
  • Más accesibilidad
  • Control automático y control remoto de las condiciones del hogar
  • Gestión eficiente de los recursos y ahorro energético

Inteligencia artificial y domótica

Estos son algunos ejemplos de cómo la inteligencia artificial, el Internet de las cosas (IoT) y el big data han contribuido al desarrollo del hogar inteligente:

1. Dispositivos que automatizan tareas integrando aprendizaje automático

El aprendizaje automático (ML) es un área de inteligencia artificial que implica la creación de sistemas que pueden aprender automáticamente.

En la automatización del hogar, este aprendizaje conduce al reconocimiento de patrones y la predicción del comportamiento.

Dos aplicaciones prácticas del aprendizaje automático son la captura con sistemas inteligentes de análisis de imágenes y la gestión del consumo de energía.

Con ML, esto permite que un dispositivo reconozca objetos y haga recomendaciones en tiempo real sobre cómo usarlos. La gestión de la energía consumida por los dispositivos se optimiza mediante algoritmos ML, lo que reduce la facturación.

2. Recopilación y análisis de big data para optimizar espacios

El análisis de grandes cantidades de datos (big data) en espacios residenciales, de oficinas y públicos permite un uso optimizado. También mejora la utilización de los recursos, dispositivos y servicios que contiene.

Al combinar big data con inteligencia artificial, la industria del entretenimiento analiza los gustos de los consumidores y hace recomendaciones. Se analizan millones de puntos de datos de dispositivos inteligentes para luego predecir cuándo se requiere mantenimiento preventivo.

Otro ejemplo son las empresas de suministro de energía, que en el caso de las ciudades inteligentes, gracias a la inteligencia artificial, muchas empresas tienen información actualizada de los distintos usuarios.

3. Comunicación entre dispositivos conectados a Internet

Los dispositivos con sensores, conectividad inalámbrica e inteligencia artificial tienen la ventaja de la comunicación de máquina a máquina.

Gracias a las últimas tecnologías, el hogar inteligente cuenta con dispositivos que se conectan y comunican directamente. En el lado positivo, no necesariamente necesita un concentrador o concentrador para conectar los dispositivos.

La comunicación directa y la plataforma de Internet de las cosas permiten la integración de más dispositivos y artefactos. La conexión inalámbrica es fundamental y el control se suele realizar a través de aplicaciones descargadas en el smartphone.

4. Asistentes virtuales que responden a instrucciones de voz

La comunicación directa con nuestro smartphone, televisión o sistema de iluminación es cada vez más habitual en el hogar inteligente. Alexa, Siri, Google Assistant y Google Home, entre otras tecnologías, nos permiten dar instrucciones de voz a los dispositivos inteligentes.

Los asistentes inteligentes facilitan la creación de un ecosistema en constante expansión con múltiples componentes interconectados y compatibles.

5. Integración del hogar con ciudades inteligentes, servicios públicos y sistemas de salud

Los sistemas de automatización del hogar tienen un beneficio adicional: conectividad a ecosistemas externos más grandes.

Las tecnologías de control y automatización del hogar inteligente permiten compartir datos útiles para ajustar las necesidades de energía. De esta forma se consigue un ahorro energético y un uso más eficiente del servicio.

Dentro del hogar, los datos se recopilan a partir de sensores y dispositivos inteligentes utilizados por los residentes.

Ir arriba